sábado, 19 de junio de 2010

Despedida a Saramago

Atardecer en Lanzarote
Catorce de junio

Cerremos esta puerta.
Lentas, despacio, que nuestras ropas caigan
Como de sí mismos se desnudarían dioses.
Y nosotros lo somos, aunque humanos.
Es nada lo que nos ha sido dado.
No hablemos pues, sólo suspiremos
Porque el tiempo nos mira.
Alguien habrá creado antes de ti el sol,
Y la luna, y el cometa, el espacio negro,
Las estrellas infinitas.
Ahora juntos, ¿qué haremos? Sea el mundo
Como barco en el mar, o pan en la mesa,
O el rumoroso lecho.
No se alejó el tiempo, no se fue. Asiste y quiere.
Su mirada aguda ya era una pregunta
A la primera palabra que decimos:
Todo.

José Saramago

De Poesía completa, Alfaguara, pp 636-637

7 comentarios:

carmensabes dijo...

Qué sus escritos permanerán, no cabe duda.
Un hombre ejemplar, un talento para aprender siempre.

Muchos besos.

Regina dijo...

How awesome!
Happy weekend.

madroca dijo...

Siempre nos quedará el brillo de sus textos, maestro entre maestros

trotasendas dijo...

Adiós a un gran escritor con tanta calidad humana como artística ,sin duda si hay un cielo el se lo gano.

APU dijo...

Hola Semi.
Inmortal en vida...inmortal en la memoria.
Un abrazo.

Neogeminis dijo...

Hermosa manera de honrar a quien nos deja su obra aunque ya haya partido.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Ya digo en otro blog que Saramago eligió bien su lugar en el mundo para vivir e irse con el atardecer de tan mágico lugar.

Un abrazo, Semi.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails