viernes, 26 de marzo de 2010

In itinere

Sobre el Barranco de Santos,Sta Cruz de Tenerife
Camino del trabajo, mientras atravesaba el barranco de Santos, ocurrió el hecho de la salida del sol. Éste, oculto poco antes, tras una nube mañanera, se levantó de improviso y me lanzó un rayo de luz en plena cara, de tal manera que los cachetes se me encendieron, rojo carmesí; de forma instintiva y aun aturdido por la luz cegadora, saqué la cámara para dejar constancia del accidente, ante la más que presumible reclamación. Así, como lo ven arriba, tengo identificado al agresor; los daños personales, es otra cuestión a evaluar... creo que el moreno albañil que luzco y las posibles secuelas, son suficiente argumento..., me pasaré por la Mutua.

7 comentarios:

K. dijo...

:)

Jota Ele dijo...

Menos mal que es moreno albañil, por lo menos te cubre, no como el moreno taxista, que solo te broncea el brazo izquierdo.

No sé si la Mutua te aceptará el siniestro y, además, te subirá la prima.

La fotografía es preciosa de un momento irrepetible.

Un abrazo, Semi.

manuel nieto dijo...

preciosa luz, un abrazo

ρομπερτ dijo...

Towards the sun, towards the light.

Spending a wonderful time in Gran Canaria a few years ago, it is of much joy to discover the other islands as well. Please have a wonderful weekend.

AB dijo...

Este sol no se ve por aquí en Alemania!

carmensabes dijo...

La salida del sol puede causar estragos querido semi.

Feliz semana, nos vemos a la vuelta.

Federico García Barba dijo...

Trabaja esclavo!
Y a partir de ahora más temprano.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails