martes, 7 de julio de 2009

MaCC

De SEMI- El otro MaCC
El proceso agrícola como estética cultural colectiva

MANIFIESTO del MaCC:

1.-Somos una comunidad de agricultores que, desde el Movimiento agrícola de Cosecheros Canarios (MaCC), concibe la agri-cultura contemporánea como un ejercicio radicalmente distinto al del pasado y nos exige nuevas responsabilidades laborales y sociales.

2.-La agri-cultura contemporánea no gira, como en las prácticas convencionales, alrededor del producto sino del proceso. La plantación y recolección nos enfrenta más a un trayecto que a un resultado, más a un procedimiento que a una meta. En la agri-cultura de comienzos del siglo XXI más que las frutas o las verduras, importan las experiencias, los surcos. Más el cómo, que el qué como.

3.-Ya no es significativa la disciplina que el cultivador practica, sino su actitud ante el proceso de cosecha. Da igual que sean de cereales, de legumbres, de fruta, de papas o batata; todo debe acompañarse de las artes plásticas, escénicas o la literatura; da igual que uno sea agri-cultor o artesano; que plante productos o propicie vivencias. Lo que importa es la actitud con que lo haga. Hoy, aquí en canarias, cosechero es quien hace vino o quien lo lanza al público en una performance. O ninguno de los dos.

4.-La agri-cultura no es sólo el ejercicio individual sino el talento colectivo de los grupos. Antes se entendía que el proceso agrícola se limitaba a la acción del Mago. Ahora sabemos que en ese proceso intervienen otros actores, subvencionados por cultura, sin los cuales no hay producción. Porque el agri-cultor ya no está sólo frente a los frutos. Su trabajo depende también del intermediario plástico. No hay cosecha contemporánea si no admitimos esa interdisciplinariedad.

5.-El reconocimiento de lo colectivo, del carácter colaborativo de los procesos de plantación y recolección, nos obliga, incluso, a revisar el concepto de autoría, la noción de propiedad labriega-intelectual. Lo contemporáneo ha difuminado las fronteras entre el agri-cultor y el consumidor, entre el fruto y su función.

6.-La producción contemporánea no entiende de especialidades. En nosotros se hace evidente que el mestizaje y la diversidad es el argumento principal de la vida. La hibridación es consustancial a las nuevas tendencias productivas. Ni siquiera hay consumidores para la agri-cultura directamente, sino desde la cultura.

7.-El proceso agricola actual no es sólo ético sino estético. Para superar las crisis, como ésta que ahora nos preocupa, es necesario figurarnos lo que no existe. Y los agri-cultores, acostumbrados a la imaginación, reclamamos nuestro papel como magos del futuro. El nuevo mago-cultor tiene una responsabilidad ante los tiempos, aunque sea sólo la responsabilidad del presentimiento, de la visión que niega la evidencia. Porque si las cosechas repiten frutos previsibles; los presentimientos culturales, en cambio, proporcionan subvenciones ciertas.

8.-El MaCC ni es ni quiere ser un movimiento de cosecheros canarios al uso; sino un mercado de procesos agrícolas estéticos evolutivos. Con esa voluntad, y con la de seguir siendo punto de encuentro, proclamamos nuestra determinación de seguir encontrándonos aquí o en cualquier otro sitio del Atlántico en el próximo Séptenio.,siempre que el presupuesto público alcance.

7.julio. 2009. Santa Cruz de Tenerife, ciudad en emergencia social y mucho paro.
Con ironía: SEMI. (Vease el Manifiesto verdadero) MaCC-09.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails